Friday, October 10, 2008

Coches caros, coches baratos.

Son datos que ya no llaman la atención, entre el vendaval de malas noticias que nos sacude estos días. Sin embargo, este artículo del Financial Times sobre la crisis en la industria del automóvil tiene un par de detalles curiosos.
Las grandes marcas, las de toda la vida, están en graves problemas. Parece que la gente se ha cansado de comprar coches o mejor dicho, ya no tiene dinero. Por ejemplo
Volvo Cars, owned by Ford Motor, yesterday announced a fresh round of 4,000 job cuts, bringing its total planned reduction in headcount to 6,000, or about 25 per cent of its staff.

Pero no se trata sólo de los suecos:

Volvo's axeing of jobs adds to a lengthening list of temporary plant closures and layoffs across the continent by all of Europe's big carmakers from the UK and Spain to the Czech Republic and Poland, from Renault and PSA Peugeot Citroën to Daimler, Volkswagen, BMW and Ford."We'll see a lot of companies going down to a four-day work week in Europe," said Prof Peter Cooke, a motor industry specialist at the University of Buckingham in the UK.
Hasta aquí, todo mal. Lo que me llamó la atención, sin embargo, no ha sido esto, sino la segunda parte del artículo, las buenas noticias:
Rolls-Royce goes against the flow to recruit workers as its sales rise more than 40% While most European car brands are cutting shifts and sending workers home, Rolls-Royce is hiring.The luxury carmaker, owned by BMW and based in Goodwood, England, hired 200 staff this year and will add another 200 in 2009. Its sales are up by more than 40 per cent this year.Rolls-Royce, along with a handful of luxury brands such as Ferrari and Lamborghini, is still seeing sales rise, even as most other carmakers cut back.


No sé si captáis el matiz. Pepín y Xicu ya no alcanzan para comprarse un turismo con el que escaparse a comer la empanada de los domingos, pero mientras tanto los accionistas de su empresa se pasean por el concesionario de la Rolls con la chequera ya abierta. Son malos tiempos, sí, pero no para todos.
Tanto el Volvo como el Lamboghini son más que máquinas. Son símbolos. El Volvo es la tecnología barata, el sueño de la clase media, la recompensa al fiel empleado de las cuarenta horas semanales. El Lamborghini es la obscenidad del rico, el puro despilfarro, el cartel que proclama "soy más poderoso que tú" a los pobres fracasados que miran desde la acera.
Hoy, 2008, el Volvo está en decadencia y el Lamborghini está en ascenso. Así de claro

Labels: , , ,

5 Comments:

Anonymous fendro said...

fff hai que se joder, esto ye mui gordo, pero va acabar reventando per algún llau...

7:20 AM  
Blogger miguel said...

Hola me gusta tu blog y me encantaria que visitaras el mio. Por si te interesa, la direcion de miblog es: www.migu10.blogspot.com

Saludos Miguel.

10:38 AM  
Anonymous Anonymous said...

he visto en unas cuantas web de coches de Madrid que la venta de coches nuevos sigue en descenso porque ha aumentado la compra y venta de los coches usados, esto se debe a la crisis que estamos atravesando todos y las grandes marcas tambien lo padece

6:08 PM  
Anonymous Carlos said...

Algun dia me comprare un buen coche de segunda mano :D
Saludos

12:21 AM  
Blogger Lorenzo Colino said...

Yo estoy intentando encontrar algún coche barato de segunda mano así que lo tendré en cuenta.


Sigo el blog y me ha encantado la entrada


Un saludo

7:29 AM  

Post a Comment

<< Home